<em>Wicca</em> como fenómeno cultural entre los jóvenes cubanos
RESUMEN

La Wicca, considerada una nueva corriente religiosa, se ha hecho presente entre grupos de adolescentes y jóvenes cubanos. Sin embargo, resulta desconocida para la mayoría de los profesionales sanitarios. Se realizó una revisión bibliográfica, con el objetivo de analizarla como fenómeno religioso-cultural a nivel mundial y en Cuba.

ABSTRACT

Wicca, considered a new religious trend, has become present among groups of cuban adolescents and youth. However, it is unknown to most healthcare professionals. A bibliographic review was carried out, with the aim of analyzing it as a religious-cultural phenomenon worldwide and in Cuba.

Palabras clave:
    • wicca, neopaganismo;
    • religión;
    • adolescentes;
    • jóvenes.
Keywords:
    • wicca;
    • neopaganism;
    • religion;
    • adolescents;
    • youth.

INTRODUCCIÓN

El campo de estudio de las culturas juveniles se ha venido constituyendo desde mediados del siglo XX y se ha erigido como área específica de producción académica dentro de las ciencias sociales y humanísticas. En estos momentos tiene ya acumulado un cuerpo importante de investigaciones y elaboraciones teóricas, no sólo en centros hegemónicos del pensamiento social, como los Estados Unidos y Gran Bretaña, sino también en numerosos escenarios académicos considerados -periféricos, como Asia, África y Latinoamérica.

En la ciencia social y humanística cubanas, sin embargo, es apenas en los años 90 cuando el concepto de culturas juveniles ha comenzado a despertar interés. Tal fenómeno está dado porque, súbitamente se ha hecho más visible la presencia cultural de las personas jóvenes en el espacio urbano de la capital y otras ciudades del país.1

En los últimos años, se ha observado un creciente interés, desde diferentes disciplinas, por ahondar en el uso, apropiación y representaciones de la cultura por parte de los adolescentes y jóvenes en el país. (2) Esto se debe en gran medida a que la adolescencia constituye una importante etapa de la vida y uno de los programas con prioridad en el sistema nacional de salud, cuyo objetivo ha estado dirigido fundamentalmente a realizar actividades de promoción y prevención. (3) Históricamente, varios factores justifican la importancia de estudiar la adolescencia como etapa del ciclo evolutivo. El abandono de la escolaridad, el pandillerismo, las agresiones, las conductas homicidas, las adicciones, enfermedades de trasmisión sexual, los embarazos y suicidios, figuran dentro de las grandes problemáticas de dicha etapa, los cuales exigen una atención multi, inter y transdisciplinaria. (4

A partir de finales de 2019, varios adolescentes y jóvenes vinculados a las llamadas “tribus urbanas” de la habanera calle G y evaluados en el Instituto de Medicina Legal, se han autoidentificado como wiccanos o seguidores de la religión Wicca; sin embargo, este es un fenómeno prácticamente desconocido por la mayoría de los profesionales que trabajan con este grupo etario, por su reciente interés académico y aparición en el país y los escasos estudios al respecto. Es por ello que el objetivo de este trabajo es realizar un acercamiento sobre el desarrollo histórico de la Wicca y los planteamientos teóricos que alrededor de este fenómeno se han establecido, tanto a nivel mundial como en Cuba.

Para ello se llevó a cabo una revisión bibliográfica en las fuentes disponibles para dar cumplimiento al objetivo de la investigación, en el periodo comprendido entre enero y febrero de 2020. Se consultaron fuentes de información disponibles en la Biblioteca Virtual de Salud de la red telemática infomed, entre ellas, las bases de datos SciELO, Pubmed/Medline, Cumed, Lilacs, así como el Google Académico. Se utilizaron los buscadores propios de las diferentes fuentes y se diseñó una estrategia de búsqueda a través de palabras claves, tanto en idioma español como en inglés. Los criterios de selección de los trabajos escogidos fueron determinados por los objetivos de este escrito y su calidad a través de una lectura crítica.

DESARROLLO

La Wicca es considerada una expresión religiosa que surge a mediados del siglo XX en Inglaterra de la mano de Gerald Brosseau Gardner quien se convertiría en su creador y principal promotor, aunque con gran influencia de Aleister Crowley. (5

El término Wicca en inglés es definido como:

“el culto religioso de la brujería moderna, especialmente una tradición iniciática fundada en Inglaterra a mediados del siglo XX y que reivindica sus orígenes en las religiones paganas precristianas.”

Otra definición, la aporta la escritora Rosemary Ellen Guiley, que lo expone como:

“alternativo, y a veces preferido, nombre para la religión de la Brujería contemporánea.”

(6

Este fenómeno se caracteriza por contar con un sistema de creencias, prácticas rituales y un ethos general. Este se puede resumir en la creencia en una energía universal que se personifica en el dios y la diosa que pueden tomar diferentes nombres y facetas, la sacralización de la naturaleza que se observa en la celebración ritual de los tiempos de cosecha y los cambios de estación, así como de las fases de la luna y el uso de la magia como forma de conexión con los ciclos naturales y personales.5,6Se trata de una religión neopagana, politeísta e iniciática, con una cosmovisión propia; considerada por muchos feminista. (7,8,9,10

En los años sesenta es creada la rama alejandrina de la Wicca por Alex Sanders, en un intento por hacer más accesible a esta religión. En los años ochenta Vivianne Crowley fusionó ambas corrientes wiccanas y las hizo una sola, y en los setenta se empezó a difundir por el resto de Europa, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica. En 1967 la religión fue exportada a los Estados Unidos por Raymond Buckland, un iniciado de Gardner. Una vez ahí, la Wicca cambió de enfoque y fue adaptada por los movimientos espiritistas de mujeres para dar cabida al surgimiento de una nueva espiritualidad,

“la espiritualidad pagana de la diosa”

, que tenía un enfoque feminista que dirigía su culto a la diosa y mantenía una organización no jerárquica.

El término wicca se usa entonces

“para denotar una religión misteriosa que involucra un proceso de iniciación y entrenamiento riguroso dentro de un cosmos polarizado entre fuerzas masculinas y femeninas, todo lo cual es una herencia de las sociedades secretas mágicas de las que la Wicca desciende.”

5

La religión creada por Gardner propone que las prácticas mágicas derivan directamente de la cultura de Stonehenge del norte de Europa. El hecho de que se piensen como la “vieja religión” tiene parte de su explicación en esta creencia, aunque para otros, la Wicca ha estado presente desde el inicio de los tiempos. En todo caso, si bien la Wicca no ha existido siempre como religión, también es cierto que no se cuenta con fechas exactas de los inicios de prácticas mágicas. El hecho de que se hagan llamar “la vieja religión” fue una idea del propio Gardner para competir con la Iglesia Católica y para hacer de esta religión algo más atractivo para los adeptos. (6

Ha sido relacionada con la hipótesis o teoría Gaia, del británico James Lovelock. Esta afirma que el planeta es un ser vivo creador de su propio hábitat. Lovelock definió Gaia como

“una entidad compleja que implica a la biosfera, atmósfera, océanos y tierra, constituyendo en su totalidad un sistema retroalimentado que busca un entorno físico y químico óptimo para la vida en el planeta”

. (11) De acuerdo a Moar Pérez, (12 puede enmarcarse por una parte dentro de la llamada New Age, y por la otra, en los denominados Nuevos Movimientos Religiosos y en las Nuevas Espiritualidades.

Los wiccanos cuentan con un solo principio ético universal: Haz lo que quieres si a nadie hieres. De este principio ético se derivan otros dos: no hagas a otros lo que no te gustaría que te hagan a ti, y la ley de tres. El primero se explica por sí solo; el segundo, por una relación de causalidad del karma, señala que cada acción que hagamos en la vida cotidiana y especialmente en la magia, será devuelto a nosotros multiplicado por tres. De esta manera, los wiccanos deben saber mantener un balance mágico en sus vidas, entre el karma (consecuencias energéticas generadas a partir de las acciones) y dharma (alineación con la naturaleza) para poder vivir una ética wiccana. La ética wicca está expresada en La Rede Wicca. Este es un poema publicado por la wicca británica Lady Gwen Thompson en 1974, en la revista Green Egg; sin embargo, se atribuye su autoría a su abuela Adriana Porter. En el poema se nombran también patrones de cómo trazar el círculo mágico, cómo hacer un conjuro, las divinidades, y las ocho fiestas mayores. (6

Varios autores coinciden en que presenta flexibilidad y eclecticismo, que se constata en la existencia de una gran cantidad de “tradiciones” que se distinguen entre sí por un sistema ritual determinado o por una agenda política en particular. Además, carece de un cuerpo de especialistas que funjan como representantes máximos o globales de la Wicca, así como de un libro sagrado y de un dogma, por lo que la práctica de la Wicca puede variar de practicante en practicante. De esta manera, la Wicca parece carecer de un componente institucional, un criterio esencial para una gran cantidad de teóricos que consideran que una religión no es tal sin institución, o más específicamente, sin una iglesia. (5,13Sin embargo, pueden identificarse algunas celebraciones, como es el caso del Samhain, cuyos orígenes se remontan a los primeros celtas. (14

Tal vez aquello que hace diferenciar a la Wicca de cualquier otra religión es el hecho de que la magia es el centro de la práctica ritual de casi todos los tipos de celebraciones. De esta manera, si bien no existe mucho material referente a una doctrina wicca, existen leyes de la magia que conciben la importancia del autoconocimiento personal, y conocimiento del ritual y sus elementos. Las leyes se deben respetar porque, de acuerdo a la ley de tres ya mencionada, existe una relación karmática en la magia que hace que todo lo que se haga se devuelva por tres a la persona que lo practique. (6,15Se practica mayormente en solitario o en pequeños grupos. Incluso, existe la autoiniciación. (16

Está extendida a nivel mundial y tienen el reconocimiento de religión legal en muchos países, aproximarse a sus números es una tarea compleja. Sólo en Reino Unido y en Estados Unidos se han realizado censos y encuestas oficiales del estado, que permitan seleccionar a la Wicca como opción religiosa (tanto de manera individual como en grupo). En datos referentes a 2008, se censaron 342 grupos wiccanos en Estados Unidos, este informe es interesante, pues muestra que en 1990 solo existían 8 grupos religiosos wiccanos censados en el país. Por su parte, los resultados del censo realizado en el Reino Unido para el año 2011 mostraban que 11,766 personas de las encuestadas se identificaron como wiccanos/as.

En América Latina, si bien existen comunidades wicanas, no se encontraron datos estadísticos en la literatura revisada. El problema a la hora de precisar datos a nivel mundial reside en que esta religión suele están inserta en la categoría “otras religiones”. A este respecto los datos aportados desde el Pew Research Center, estiman en algo más de 58 millones el número de personas que profesan “otra religión” en 2010. Son datos imprecisos debido a que en esa categoría hay religiones tan diferentes como sintoísmo, jainismo, bahaísmo, taoísmo, druidismo, el odinismo, la cienciología y muchas otras. (12

Parker Gumucio17 explica el auge de religiones como la wicca a partir del hecho de que la sociedad moderna transita por una época de cambios culturales, en medio de los cuales, las formas convencionales de creencias ceden paso a las formas heterodoxas, sincréticas y neomágicas. Adicionalmente, con la crisis de los grandes metarrelatos, de las utopías de los movimientos históricos que tuvieran tanta vigencia durante el siglo XX, el panorama religioso se ha visto sustancialmente modificado. Una de las cuestiones fundamentales de este cambio es el agotamiento del paradigma progresista clásico que postulaba desde la Ilustración que lo religioso pertenece al mundo tradicional, que debe necesariamente ser superado.

En Cuba, la Wicca se encuentra presente en redes sociales, fundamentalmente en Facebook, en donde existen varios grupos. Los más populares son: a) Magia Wicca (escuela, aprendizaje y recetas), con 66 000 miembros, b) Aprendiz Wicca Internacional, con 16 000 miembros y c) Soy wicca, con 7823 miembros. Estas cifras se refieren a la membresía general, aunque hay cubanos en cada uno de ellos. En estos se comparte literatura, hechizos, símbolos, frases motivacionales y fotografías en las que pueden verse: altares, diseños de varitas, tatuajes, arreglos de uñas con dibujos relacionados, etc.

En opinión de los autores, su auge entre los adolescentes y jóvenes está estrechamente relacionado con las llamadas tribus urbanas; donde, más que una religión, se trata de un fenómeno o moda cultural. La ausencia de leyes y rituales rígidos, así como su flexibilidad idiosincrásica, favorecen su popularidad en un grupo poblacional tradicionalmente interpretado como rebelde.

Si bien el término tribus urbanas en ocasiones puede parecer peyorativo; en realidad se trata de grupos informales que se reúnen en torno a determinadas prácticas culturales, creencias, gustos, modas u otras afinidades, y que configuran lo que los científicos sociales suelen llamar subculturas, para diferenciarlas de la cultura hegemónica o dominante. Se habla de G como de un solo grupo, pues se le distingue como espacio territorial; sin embargo, desde la dimensión de las identidades sociales, se trata de un conjunto de grupos. Los grupos de G se originan como nuevas identidades de jóvenes y adolescentes, a tono con un contexto global que las propicia y consolida. Ser parte de estos grupos supone satisfacer necesidades de aceptación, autoafirmación, reconocimiento e, incluso, contacto íntimo afectivo. Las conductas que llevan a la satisfacción de estas necesidades son, además, manifestaciones de la crisis de la adolescencia, interpretadas por los adultos como rebeldía. Los jóvenes y adolescentes que acuden a G suelen encontrarse en un espacio donde son acogidos, aceptados, donde se autoafirman. Además, porque es abierto, céntrico y sumamente barato. (18

La importancia de indagar en los procesos culturales en los que se hallan inmersos los adolescentes y los jóvenes radica en que, es partir de los contextos propios de los individuos que se pueden desarrollar programas de educación ciudadana, como elemento articulador del sistema de valores que se busca florezcan en la sociedad cubana. (19El adolescente ocupa un espacio existencial dentro de una cultura determinada, lo que le permite encontrar un lugar que le da argumentos importantes para vivir siendo parte de un sistema social, político y económico que está reforzado por políticas y normas de vida. A la vez, sus creencias están conformadas por tres componentes: el cognitivo (conocimiento), el afectivo (emoción) y el conductual (acción), que le permiten funcionar en los dos niveles de la identidad individual: el personal y el social. Por lo tanto, la cultura construye identidad y la religión direcciona de una u otra forma. (20,21 22

A criterio de los autores, mientras más profundo y completo sea el conocimiento que sobre estos grupos etarios se tenga, mayor será la probabilidad de diseñar estrategias que respondan a sus intereses y los movilicen positivamente.

Son precisamente los adolescentes y los jóvenes, grupos poblacionales con prioridad en el sistema nacional de salud y de la dirección del país, con programas cuyo objetivo está dirigido fundamentalmente a realizar actividades de promoción y prevención. (3,23

CONCLUSIONES

Más que una religión, la Wicca se presenta como un constructo cultural con una cosmovisión holística, flexible, integradora, que busca una reconexión con la naturaleza y la espiritualidad; cuestión que podría explicar su popularidad entre adolescentes y jóvenes.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Historial:
  • » Recibido: 09/03/2020
  • » Aceptado: 07/09/2020
  • » Publicado : 05/12/2020


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.