Vínculo sociedad-universidad a través del programa de la disciplina Preparación para la Defensa

CÁTEDRA

 

Vínculo sociedad-universidad a través del programa de la disciplina Preparación para la Defensa

 

Society-university link through the program of the discipline Defense Preparation

 

 

Liuba Y. Peña Galbán,I Ludmila Casas Rodríguez,II Oramis Bermúdez Santana,III Rebeca González EscobarIV

I. Máster en Humanidades Médicas. Especialista de II Grado en Psiquiatría. Especialista de I Grado en Organización Táctica de los Servicios Médicos. Profesora Auxiliar. Investigadora Auxiliar. Hospital Militar Clínico Quirúrgico "Octavio de la Concepción y de la Pedraja". Cornelio Porro No. 102 e/ 3ra. y 4ta., Reparto Garrido, Camagüey, Cuba. C.P. 70300. lpena@finlay.cmw.sld.cu
II. Doctora en Ciencias Pedagógicas. Máster en Salud Pública. Especialista de II Grado en Medicina General Integral. Profesora Titular. Hospital Militar Clínico Quirúrgico "Octavio de la Concepción y de la Pedraja". Cornelio Porro No. 102 e/ 3ra. y 4ta., Reparto Garrido, Camagüey, Cuba. C.P. 70300.
III. Licenciada en Español y Literatura. Profesora Asistente. Universidad de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay". Facultad de Medicina. Departamento de Extensión Universitaria. Carretera Central Oeste, Km 4½, Camagüey, Cuba. C.P. 70100.
IV. Licenciada en Español y Literatura. Profesora Asistente. Universidad de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay". Facultad de Medicina. Departamento de Extensión Universitaria. Carretera Central Oeste, Km 4½, Camagüey, Cuba. C.P. 70100. grebeca@iscmc.cmw.sld.cu

 

 


RESUMEN

La preparación para la defensa en los estudiantes de Ciencias Médicas reviste particular importancia al dotarlos de conocimientos y habilidades que garanticen el desempeño de sus responsabilidades en la esfera de la defensa, en el campo de su profesión y como ciudadanos. El objetivo de este trabajo fue caracterizar el vínculo sociedad-universidad a través del programa de la disciplina Preparación para la Defensa, teniendo en cuenta los aspectos pertinencia, calidad e internacionalización. Este programa responde al modelo pedagógico basado en las posibilidades del sistema educativo en el contexto de la universalización de la educación médica mediante el aprovechamiento de la infraestructura creada en el país y las diferentes asignaturas que imparte.

Palabras clave: Preparación para la defensa, programas de estudio, educación superior, escuelas médicas.


ABSTRACT

Preparing the medical sciences students for the defense has particular importance to give them knowledge and abilities that guarantee their performance and responsibilities in the sphere of the defense in their professional field and as citizens. The objective of this paper is to characterize the society-university link through the program of the discipline Defense Preparation taking into account pertinence, quality and internalization. This program responds to the pedagogical model based on the possibilities of the educative system in the context of universalization in the medicine education taking advantage of the infrastructure created in the country and the different subjects that are taught.

Keywords: Preparation for the defense, programs of study, higher education, medical schools.


 

 

 

INTRODUCCIÓN

Los estudiantes universitarios han reclamado y hecho realidad su participación activa en las tareas de la defensa para seguir con su trayectoria revolucionaria. En respuesta a ese reclamo, el Partido Comunista de Cuba (PCC), el Estado, las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), el Ministerio de Educación Superior (MES) y los Organismos de la Administración Central del Estado (OACE), con los centros de enseñanza superior (CES) adscriptos, han adoptado en cada momento decisiones encaminadas a satisfacer las aspiraciones de los estudiantes universitarios. De esta forma se han definido los objetivos, formas y métodos de la preparación para la defensa sobre la base de los intereses de la defensa y con la evaluación de las propias experiencias, así como de la práctica internacional.

Desde el punto de vista jurídico la Resolución No. 113 del 12 de agosto del 2002, firmada por los Ministros de las FAR y de Educación Superior,1 respalda igualmente la preparación para la defensa de los estudiantes de la Educación Superior; y la Resolución No. 124 del 19 de marzo del 2003 del Ministro de las FAR2 establece que los estudiantes universitarios reciben su preparación básica en esta disciplina. Como parte de la misma y según la formación integral de los profesionales que el país demanda, la disciplina Preparación para la Defensa está conformada por contenidos estatales y propios de la profesión, por ello es una de las funciones estatales del MES.3

Esta disciplina se corresponde con el modelo pedagógico que sustenta el Sistema de Preparación para la Defensa de los estudiantes de la Educación Superior4 el cual se caracteriza por:

  • Sus componentes básicos para las carreras de la Educación Superior.

  • Ser específico, en dependencia del modo de actuación profesional vinculado con la Seguridad y Defensa Nacional.

  • Interdisciplinario, multidisciplinario y transdisciplinario, por la integración de los contenidos de las disciplinas del plan de estudio a la Seguridad y Defensa Nacional donde está incluida la Defensa Civil y la Reducción de desastres.

  • En lo extracurricular, la organización y preparación de las Milicias de Tropas Territoriales (MTT) y las diferentes formas de integración de los estudiantes a la defensa.

  • En la vida sociopolítica a la educación patriótica militar e internacionalista.

Esto conduce a los CES a la necesidad de un cuidadoso análisis y selección de los contenidos relacionados con la preparación para la defensa, de manera que se logre en los estudiantes una formación integral capaz de responder a las necesidades y características cambiantes del entorno social. Para el logro de estos objetivos el currículo ofrece una serie ordenada de contenidos expresados en documentos que intencionan la formación de un determinado profesional y que se expresa en formas de pensar, sentir y actuar. También es importante tener en cuenta que la orientación profesional y formación vocacional adquieren un alto valor el desarrollo de actividades curriculares en las Ciencias Médicas, dado al dinamismo que estas presentan para ir respondiendo a los cambios sociales y tecnológicos, y que se reflejan en el ejercicio profesional; además porque se debe considerar el carácter solidario y humanista que encierra cualquiera de sus perfiles.5,6

En los modelos del profesional de las carreras médicas se verifica que se trata de formar un profesional que está vinculado directamente con la atención integral de salud de las comunidades; si se acepta que la salud y la educación son esencialmente valores y procesos sociales, lo social reviste gran importancia para la formación profesional, especialmente a los profesionales de la salud en Cuba, que deben desempeñarse acorde con las necesidades de la sociedad. Por lo tanto, la Educación Superior del siglo XXI plantea la necesidad de un nuevo proceso educativo, fundamentado en los principios de excelencia, calidad y pertinencia.7

Las escuelas y facultades de Medicina de todo el mundo, en mayor o menor escala, han iniciado este trabajo con una característica especial, la de integrar la educación a los procesos productivos y de los servicios. Uno de los retos que se han planteado en muchos países, en los últimos años, representa la calidad de la formación y superación de los recursos humanos. Este proceso ha estado vinculado directamente a los cambios políticos, económicos y sociales que se han generado, donde el desarrollo social de la ciencia, la técnica, la práctica y la investigación, han obligado a aplicar, no en el discurso, sino en la práctica efectiva, los conceptos de eficiencia, calidad y exigencia en los procesos educativos que realizan las universidades, cada vez más comprometidas con la sociedad.7

La Universidad de Ciencias Médicas del presente siglo trabaja para dar cumplimiento a tres principios fundamentales, la excelencia, la calidad y la pertinencia; este último es el principal indicador a medir, pues en la medida que se satisfagan las necesidades de la sociedad, se garantiza la calidad y excelencia de la universidad, de sus procesos y sus resultados.7,8

Por todo lo anterior, este trabajo tiene como objetivo caracterizar el vínculo sociedad-universidad a través del programa de la disciplina Preparación para la Defensa, teniendo en cuenta los aspectos pertinencia, calidad e internacionalización.

 

DESARROLLO

Para el análisis del vínculo sociedad-universidad es necesario referirse al término pertinencia. Significa que la carrera responde al encargo de la sociedad y contribuye al desarrollo socioeconómico de la nación y/o de la región a la cual tributa sus egresados, al fortalecimiento de la identidad cultural, al logro de los objetivos de la formación integral de los profesionales y a la atención de los ideales de justicia y equidad que caracterizan el modelo de formación de la educación superior cubana. En correspondencia con lo anterior, la carrera logra una amplia proyección hacia el territorio, la región y el país, insertándose adecuadamente en los principales programas de desarrollo vinculados a su área de conocimientos.9

La pertinencia tiene relación directa con las expectativas y sensaciones de la sociedad con la universidad.10

En el programa de estudio de la disciplina Preparación para la Defensa de las carreras de Ciencias Médicas11 se plantea que los estudiantes universitarios reciben la preparación básica en Defensa Nacional, por lo que los objetivos, sistemas de conocimientos, habilidades y valores están diseñados para darle cumplimiento a este nivel de preparación.

Esta disciplina reviste particular importancia para los estudiantes al dotarlos de los conocimientos y habilidades que garanticen el desempeño de sus responsabilidades en la esfera de la defensa, en el campo de su profesión y como ciudadanos, para de esta forma crear una arraigada fidelidad a los intereses del pueblo, de acuerdo con la doctrina militar cubana, materializada en la Guerra de todo el Pueblo.

Su objeto de estudio es la situación de contingencia médica, caracterizada por el incremento excesivo de los problemas de salud y el reordenamiento extraordinario y consecuente del sistema de salud para enfrentarlo.

Se establece en el programa la relación problema-objeto-objetivo. Se especifica qué estudia la asignatura y el contenido que abarca. En esencia debe adquirirse una cultura por parte de los profesionales que su actividad y experiencia laboral pueda ser utilizada con efectividad y creatividad en cualquiera de las situaciones excepcionales que se impongan (desastres, guerra, etc.). En cuanto a para qué se estudia, se hace referencia a que contribuye a la formación ampliada del médico general básico al desarrollo de una cultura integral de defensa de la Patria Socialista.

Dentro de los objetivos educativos11 se menciona la ayuda que presta a la formación integral de los futuros profesionales, pero no exactamente los problemas que permite resolver. Estos objetivos son:

  1. Fortalecer la convicción de que defender la Patria constituye el más grande honor y deber supremo de cada cubano, apoyándose en sus motivaciones, preparación profesional y formación patriótica e internacionalista.
  2. Asumir la seguridad y defensa nacional como objetivo fundamental para salvaguardar nuestra integridad como nación, su identidad, soberanía e independencia, ante la política de los enemigos, en especial de los gobiernos hegemónicos de los Estados Unidos.
  3. Estimular el análisis y razonamiento lógico a través de la vinculación de los conocimientos teóricos con la ejercitación práctica, que le permitan actuar con responsabilidad, abnegación, tenacidad y valentía, en situaciones complejas y de alto riesgo en la comunidad bajo su cuidado y atención.

Los problemas que ayudaría a resolver son los siguientes:

  • Dirigir el aseguramiento médico de las tropas hasta el nivel de puesto de salud en tiempo de Paz.
  • Aplicar la doctrina de la Guerra de todo el Pueblo y las normativas del Manual Especializado de los Servicios Médicos de las FAR.
  • Ejecutar las obligaciones relacionadas con la defensa y las medidas de la defensa civil, sobre la base de compatibilizar su desempeño específico con esas importantes tareas.
  • Poder actuar como jefes de Puesto de Salud en las unidades de las FAR.

Entre los objetivos terminales del médico general básico12 aparece el relacionado con la defensa que expresa: realizar, en tiempo de guerra y en situaciones de desastres naturales, actividades de atención médica a lesionados y enfermos, desde el punto de vista médico y sanitario.

En este sentido la universidad da respuesta a la sociedad y asume la responsabilidad de la formación de una cultura de la defensa de la patria socialista que los prepara para enfrentar las demandas de la sociedad cubana y de esta forma se permite el funcionamiento dialéctico entre la universidad y la sociedad. Desde el propio concepto de Guerra de todo el Pueblo, la propuesta defensiva enfatiza su naturaleza disuasiva.

La preparación de los cubanos evidencia a los grupos de poder del imperio, que el costo político, material y humano de una agresión militar contra Cuba, les sería prohibitivo, y carecería de perspectiva de triunfo. Es por esta filosofía de la paz con dignidad e independencia, que en el caso cubano, la preparación para la defensa tiene como fin evitar la guerra, haciéndola tan cara para el enemigo que le resulte irrealizable.

Al referir el término calidad en la educación superior cubana, se puede decir que este concepto se asume como resultado de la conjunción de la excelencia académica y la pertinencia integral, entendida esta última en su acepción más amplia.9,13

El concepto de calidad9,13 en la formación se asocia fundamentalmente a tres aspectos diferentes:

  • Calidad de los recursos humanos.
  • Calidad de la base material.
  • Calidad de la gestión del proceso de formación.

Según plantea Horruitiner Silva,13 la calidad de los recursos humanos se considera el aspecto esencial pues deben ser profesores preparados profesionalmente, con una adecuada formación pedagógica, consagrados a su labor educativa, y con estudiantes preparados, motivados, que dispongan de todas las posibilidades para estudiar y aprender, de allí que se pueda plantear que se ha logrado una parte importante en la lucha por alcanzar altos niveles de calidad.

Este punto de vista aparece reflejado en el programa de Preparación para la Defensa al especificar el trabajo que debe desempeñar el profesor y el papel protagónico del alumno en las diferentes formas de organización de la enseñanza, conferencias, seminarios y clases prácticas. Además, se debe hacer énfasis en el trabajo independiente de los estudiantes y de esta manera conocer la aplicación de métodos activos de enseñanza. Debe buscarse un adecuado balance entre las conferencias y otras actividades participativas, como son los seminarios, clases prácticas, ejercicios, juegos de defensa, estudio de casos, y otras que se puedan incluir y que estén vinculadas con la profesión. Es de gran importancia también el empleo de las tecnologías de la información y las comunicaciones, como son los sistemas para la educación a distancia (Mundi campus, Micro campus), el empleo de la televisión didáctica, videos y otros. Las actividades prácticas fuera de las instalaciones del centro deberán planificarse con el fin de verificar y consolidar los objetivos, los conocimientos y habilidades adquiridos en clases anteriores.

El programa de la disciplina plantea que la preparación de los profesores que imparten las asignaturas en las áreas clínicas y quirúrgicas se garantizará mediante una actividad metodológica que se realizará anualmente antes del comienzo del curso académico y su cumplimiento será objeto de control en las visitas que a dicho efecto planifiquen los respectivos rectores y decanos.

Además, existe la pirámide docente, desde el profesor Instructor hasta el Titular, los profesores Auxiliares y Titulares asumen la dirección de los diferentes colectivos docentes, un número de ellos está titulado como Máster y Doctor en Ciencias. Los profesores tienen una adecuada actividad científico-técnica, cuyos resultados están avalados por publicaciones en revistas de reconocido prestigio y la participación en importantes eventos nacionales.

La calidad de la base material de estudio de acuerdo con el programa está garantizada con la utilización de un paquete que contiene las conferencias en presentaciones digitales con el apoyo de videos de las asignaturas y orientaciones precisas para el estudio independiente que puede ser visualizado por los estudiantes a través de la página Web del sitio Preparación para la Defensa. La literatura que se recomienda está actualizada y disponible para los estudiantes. Existen los textos básicos con la diversidad y actualidad de los fondos de la biblioteca, de las revistas científicas y los materiales gestionados y elaborados por el claustro.

Es necesario hacer referencia a la importancia que tiene el conjunto de valores éticos, morales y humanos en la formación de los estudiantes. En este sentido el programa se pronuncia explícitamente al expresar que el dominio de los fundamentos de la Seguridad y Defensa Nacional Cubana y de su correcta planificación, organización y preparación, sobre la base de la unidad del PCC y Gobierno Revolucionario con todo el pueblo, es vital para mantener las conquistas del proceso revolucionario.

La oportuna y eficiente preparación del personal, la economía y el territorio nacional desde tiempo de paz, son indispensables para alcanzar los niveles de Seguridad Nacional que haga irreversible la Revolución Socialista; pero esta exigencia nunca logrará materializarse si no se tiene la comprensión, convicción, preparación y voluntad para que toda la actividad de los profesionales conformen un sistema integral de acciones que garanticen, en su modo de actuación profesional, la defensa ante los riesgos, amenazas y agresiones que contribuyan al logro de los objetivos nacionales.

La disciplina está diseñada para que el proceso docente eductivo se desarrolle en dos modalidades, lineal y en concentrado en la universidad y en las sedes universitarias.

En la universalización de la enseñanza14,15 se demanda un alto grado de descentralización del proceso docente educativo, para aprovechar la oportunidad de que cada territorio forme a sus profesionales y técnicos que necesiten para lograr un índice superior en los servicios de salud.

El programa de la disciplina se imparte como parte de la universalización en las sedes radicadas en los municipios Florida, Guáimaro y Nuevitas, donde el estudiante asume su propio proceso de formación con la participación activa en las diferentes actividades docentes.

Con el fin de que los estudiantes participen en los trabajos de investigación de Preparación para la Defensa, se constituyen tribunales de la disciplina para analizar los trabajos durante las Jornadas Científicas Estudiantiles de las facultades y sedes universitarias, así como divulgar y dirigir los esfuerzos hacia otras actividades de carácter regional y nacional que se organizan por la disciplina.

También para lograr la integración desde la asignatura a través de la tarea docente, en la literatura se hace referencia al hecho de que "hacer tareas integradoras interesantes y abiertas es un modo efectivo para motivar a los estudiantes a pensar profundamente y proveerles de un contexto significativo para el aprendizaje. La presentación de una tarea integradora implica la necesidad de que el estudiante verdaderamente se interese y comprometa en hallar sus respuestas, y si ellas le ayudan a ver las conexiones entre las asignaturas de estudio y sus propias vidas, el aprendizaje entonces adquiere significado.16-18

En lo relacionado con la internacionalización19 se ha identificado esta como tendencia en la medida en que la generación del conocimiento ha devenido factor imprescindible en la determinación del progreso, al igual que los avances de las telecomunicaciones han ido permitiendo la divulgación inmediata de la información.

La internacionalización tiene fuertes implicaciones curriculares:

  • Moviliza a profesores y estudiantes, conjuntamente con el contenido de estudio y los métodos de enseñanza-aprendizaje; además persigue objetivos determinados, por sólo mencionar algunos componentes curriculares.
  • Tiene que tomar en cuenta el contexto desde y hacia dónde va a desarrollarse, en sus similitudes y diferencias.
  • Los currículos internacionalizados pueden desarrollarse tanto en el contexto nacional, como en colaboración con otras instituciones de Educación Superior en el extranjero. Pueden tener como finalidad el desarrollo profesional o con carácter social e intercultural.

Exigencias y efectos previsibles:

  • La internacionalización es un proceso de cambio e intercambio educacional que puede dirigirse al perfeccionamiento de la calidad de la educación.
  • Un currículo puede llamarse internacionalizado si a reserva de otras variantes, reúne al menos uno de los siguientes rasgos:

      - Contiene un aspecto de interés internacional a ser abordado desde una perspectiva comparada, o es un aspecto donde el claustro que lo ofrece ha acumulado experiencias académicas e investigativas que motivan el interés de otros.
      - Exige el desarrollo de proyectos o programas interdisciplinarios que involucren la participación de más de un país.
      - Es conducente a un título o grado conjunto, con el desarrollo de un claustro compartido.
      - Los cursos o parte obligatoria del diseño se ofrecen a instituciones extranjeras, pero se asume por el claustro nacional.
      - El diseño se hace especialmente para estudiantes extranjeros, tomando en consideración sus particularidades.
      - Partes del programa se desarrollan en contextos diferentes.
      - Mediante la internacionalización del currículo, se puede ofrecer educación con una dimensión internacional a los estudiantes que no tienen la posibilidad de estudiar fuera o se puede atraer a estudiantes extranjeros, ofreciéndoles un currículo con dimensión internacional.
      - La comunicación y participación en redes, toda vez que permiten acceder a información desde otros sitios.

La asignatura tiene la finalidad de que el estudiante ejecute las obligaciones relacionadas con la defensa y las medidas de defensa civil, sobre la base de compatibilizar su desempeño específico con esas importantes tareas; por lo que al concluir la rotación, podrán actuar en agrupaciones poblacionales en situaciones de contingencias, así contribuye a la vinculación con los problemas reales y complejos suscitados en el proceso salud-enfermedad durante situaciones adversas.19,20

En este sentido el programa de la disciplina Preparación para la Defensa expresa que la preparación es fundamental para el profesional de la salud con relación a su desempeño en la guerra y en el enfrentamiento de desastres originados por la naturaleza o por la acción del hombre, en Cuba o en el cumplimiento de misiones internacionalistas, y además permite el óptimo empleo de los estudiantes como fuerza asistencial del sector de la salud; por lo tanto, cumple con las exigencias planteadas con anterioridad.

 

CONCLUSIONES

El programa de la disciplina Preparación para la Defensa responde al modelo pedagógico basado en las posibilidades del sistema educativo en el contexto de la universalización de la educación médica a partir de la infraestructura creada en los diferentes territorios del país y de la provincia.

Esta disciplina, a través de las diferentes asignaturas que imparte, mantiene el vínculo sociedad-universidad por los problemas que ayuda a resolver según la pertinencia, calidad e internacionalización.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Resolución No. 113 sobre el Perfeccionamiento de la Preparación para la Defensa de los estudiantes. La Habana: MINFAR; 2002.

2. Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Resolución No. 124 del Ministro de las FAR. La Habana: MINFAR; 2003.

3. Quesada Romero R. Transformaciones de la Educación Superior en Cuba y el modelo pedagógico de la disciplina Preparación para la Defensa. Introducción del libro Taller científico-metodológico de Preparación para la Defensa de las universidades. La Habana: Editorial Félix Varela; 2012.

4. Quesada Romero R. Sistema de preparación para la defensa de los estudiantes de los centros de Educación Superior. La Habana: Editorial Félix Varela; 1999.

5. Arteaga Herrera JJ, Chávez Lazo E. Integración docente-asistencial-investigativa (idai). Educ Med Super [Internet]. 2000 [citado 2 Dic 2013];14(2):[aprox. 11 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412000000200008&lng=es

6. Maldonado Rojas M, Vidal Flores S, Retamal Contreras E. Estrategia metodológica para conocer la disciplina como orientación profesional. Educ Med Super [Internet]. 2011 [citado 13 Sep 2012];25(2):[aprox. 12 p.]. Disponible en:http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412011000200010&lng=es

7. Pupo Ávila NL, Pérez Perea L, Alfonso García A, Pérez Hoz G, González Varcálcel B. Aspectos favorecedores y retos actuales para la misión de la Universidad de Ciencias Médicas Cubana. Educ Med Super [Internet]. 2013 [citado 2 Dic 2013];27(1):[aprox. 10 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412013000100014&lng=es

8. Crespo Martínez I. Evaluación de la calidad y acreditación en la Educación Superior en el espacio común de Educación Superior, Unión Europea, América Latina y Caribe (UEALC). En: Crespo Martínez I, editor. Evaluación de la calidad y acreditación. Madrid: UNECA; 2003. p. 34-42.

9. Horruitiner Silva P. El problema de la calidad, el acceso y la pertinencia. Pedog Univ. 2006;11(4):92-100.

10. Gottifredi JC. La pertinencia de la educación superior. En: Yarzábal E, editor. La transformación universitaria en vísperas del tercer milenio: memorias del Simposio AUGM/SM/UDUAL CRESALC/UNESCO; junio 1996. Montevideo: CRESALC/UNESCO; 1996. p. 13-6.

11. Ministerio de Salud Pública. Programa de estudio de la disciplina Preparación para la Defensa de las carreras de Ciencias Médicas. La Habana: MINSAP; 2003.

12. Ilizástigui Dupuy F, Douglas Pedroso R. Formación del médico general básico en Cuba. Educ Med Salud [Internet]. 1993 [citado 20 Mar 2013];27(2):189-205. Disponible en: http://hist.library.paho.org/Spanish/EMS/16333.pdf

13. Hourruitiner Silva P. La universidad cubana: el modelo de formación. Pedag Univ [Internet]. 2007 [citado 20 Nov 2011];12(4):[aprox. 32 p.]. Disponible en:http://revistas.mes.edu.cu/PedagogiaUniversitaria/articulos/2007/4/189407409.pdf

14. Alemañy Pérez EJ, Segredo Pérez AM, Presno Labrador MC, Torre Castro GM de la. Aproximación de la universidad a la situación de salud de la población y a los servicios de salud en Cuba. Rev Cubana Med Gen Integr [Internet]. 2011 [citado 20 Nov 2011];27(4):[aprox. 12 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21252011000400012&lng=es&nrm=iso&tlng=es

15. Valverde Bravo IH, Díaz Álvarez LM, Hernández Cubilla MM, Amaran Valverde JE, Sierra Herrero RM. Experiencia del trabajo de profesores consultantes en el proceso de universalización en las Ciencias Médicas, 2007-2008. Rev Ciencias Médicas [Internet]. 2009 [citado 3 Dic 2013];13(3):[aprox. 9 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1561-31942009000300011&lng=es

16. Quintero Paredes PP, Roba Lazo B del C, Blanco Estévez LI, Monzón Tamargo M del J, Padrón González O. Fortalecimiento de los valores a través de la asignatura Preparación para la Defensa II. Rev Ciencias Médicas [Internet]. 2009 [citado 2 Dic 2013];13(4):[aprox. 10 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1561-31942009000400010&lng=es

17. Díaz-Velis Martínez E, Ramos Ramírez R, Mendoza Rodríguez C. Un reclamo necesario, la integración de los contenidos en la carrera de Medicina. Educ Med Super [Internet]. 2005 [citado 20 Jun 2012];19(1):[aprox. 6 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412005000100002&lng=es&nrm=iso

18. Ercia Hernández JC, Mederos Luis I, Veiga Reyes L. Propuesta para la integración de los contenidos en Preparación para la Defensa II en Medicina. EDUMECENTRO [Internet]. 2012 [citado 20 Jun 2012];4(3):[aprox. 9 p.]. Disponible en: http://www.revedumecentro.sld.cu/index.php/edumc/article/view/191

19. Pernas Gómez M, Sierra Figueredo S, Fernández Sacasas JA, Miralles Aguilera E, Diego Cobelo JM. Principios estratégicos de la educación en Ciencias de la Salud en Cuba (II): la pertinencia. Educ Med Super [Internet]. 2009 [citado 4 Dic 2013];23(2):[aprox. 12 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412009000200006&lng=es

20. Castro Bosch M, Espinosa Rodríguez R, Pujals Victoria N, Durán García F, Díaz Cruz LM. Lo social en el currículo de formación de profesionales de la salud. Educ Med Super [Internet]. 2012 [citado 2 Dic 2013];26(3):[aprox. 8 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412012000300010&lng=es

 

 

Recibido: 31/03/2014
Aprobado: 24/07/2014

 

 

Liuba Y. Peña Galbán. Máster en Humanidades Médicas. Especialista de II Grado en Psiquiatría. Especialista de I Grado en Organización Táctica de los Servicios Médicos. Profesora Auxiliar. Investigadora Auxiliar. Hospital Militar Clínico Quirúrgico "Octavio de la Concepción y de la Pedraja". Camagüey, Cuba. C.P. 70300. lpena@finlay.cmw.sld.cu



Añadir comentario